Friday, December 02, 2016

Primera opción - Bestia



Y sentirme así / y que arda

Without you - Eddie Vedder




Por cada deseo a una estrella
que se va sin responder en la oscuridad,
hay un sueño que dormí.

Y desde muy lejos, sigo despierta,
cierro los ojos para darme cuenta.


Thursday, December 01, 2016

La musiquita nocturna - Charles Simic*

De las voces de los vecinos y los platos
al ser recogidos
en largas noches de verano
con las ventanas abiertas
mientras nos sentábamos en las escaleras de servicio
fumando y tomando cerveza.

El recuerdo de ese momento,
tan dulce al principio,
en que los dos hablamos sin parar
hasta que las estrellas nos hicieron callar.
Nos acercamos
y aferramos uno al otro
como si de pronto corriéramos peligro.

Sólo esa vez, no reconocí
tu voz, ni me atreví
a mirar tu cara
mientras hablabas de que nacimos
con muy pocos propósitos visibles.
No pude pensar en nada qué decir.
La música por encima, la noche fría.


*Gracias a María Folatelli conocí este poema.

Tuesday, November 22, 2016

Arrancar - Agustina Lescano

Lo mejor del desayuno
es sentarse arriba de la mesada.
El cuerpo dormido
con el frío del metal
y desde ahí se ve justo
cómo el pequeño sol
que llega hasta nuestra cocina
comienza a hacer
efecto en las cosas.
El vidrio brilla en la puerta
y del otro lado
la luz del día
empieza a llenar el lavadero.
Tengo el ángulo justo para cebar
y apoyar el termo al lado
y en la cocina se reúnen
las tres únicas soluciones
que encuentro últimamente
para algo
agua hirviendo,
sol
y detergente.



(poema traficado de La Chochan)

Wednesday, November 16, 2016

René Char

Somos parecidos a esos sapos 
que en la austera noche de los pantanos 
se llaman sin verse, doblegando 
con su grito de amor 
toda la fatalidad del universo.


Friday, November 11, 2016

A mil besos de profundidad - Leonard Cohen

(En este poema, Leonard Cohen dice que el corazón no sabe retirarse. 
Yo no sé casi nada, pero sí sé que su corazón no se retira de mí).

Me entrené mucho
pero es demasiado tarde,
hace años que es demasiado tarde.
Es verdad, vos estás muy bien,
te aman en la calle.
Si de repente estás acá,
te adoro y me arrodillo.
A mil besos de profundidad.
El otoño se filtró en tu piel,
algo se metió en mi ojo,
una luz que no necesita vivir
ni necesita morir.
Un enigma en el libro del amor,
oscuro y obsoleto,
en el tiempo y en la sangre.
A mil besos de profundidad.
Y todavía trabajo con el vino,
sigo bailando cachete con cachete.
La banda está tocando Auld Lang Syne
pero el corazón no sabe retirarse.
Toqué con Diz, canté con Ray,
nunca tuve ese encanto,
alguna vez me dejaron jugar.
A mil besos de profundidad.
Te amé cuando te abriste
como una azucena al calor.
Sólo soy otro monigote de nieve
que espera bajo la lluvia y el granizo,
con su físico de segunda mano,
con todo lo que es y lo que era.
A mil besos de profundidad.
Ya no necesitás escucharme ahora,
cada palabra que diga
irá contra mí, de todas formas.
A mil besos de profundidad.


Leonard Cohen (1934-2016)

Monday, November 07, 2016

Nena - Agustina Lescano

La botella y yo
transpiramos en la vereda
el aire está casi tan espeso
como la calle
y deja a todos en el barrio
mirando hacia el fondo de la avenida
como si fuera a pasar algo.
A la hora de siempre
aparece el loco
corriendo con la camisa abierta
y en la mano una bolsa de mercado
vacía y con los bordes descocidos
donada por alguna familia
que ahora usa bolsas de plástico
para comprar cosas y después tirarlas.

Yo era chica y un tipo en la tele
hablaba sobre el tema: linyeras
salí a la puerta y le pregunté a mamá
qué era.
Apareció el loco a la misma hora
y mi mamá señaló con la cabeza
yo lo quede mirando y él me gritó
y siguió corriendo
qué pasa, nena
nunca viste un hombre.

*


¡Felicitaciones por el Premio Provincial de Poesía José Pedroni, Agustina Lescano!
Y gracias por los poemas de Nena (Corteza Ediciones, Santo Tomé, 2016)


En el día que de golpe se nubla - Clara Muschietti

En el día que de golpe se nubla

hay traición, no podés confiar en nada,
te hacés un té y aunque no creés, pedís por un milagro
a un santo desconocido que alguien
te nombró en una cena de trabajo.

El domingo viste a tu madre, hablaba
en una lengua rara, movía los brazos
y llorar era la única defensa personal permitida.

Comer en familia puede ser un viaje
hacia las formas más primarias.
Aceptaste el plato, el reproche, el postre, el beso,
te abrazaste a tu hermano como si fuera
la última cantimplora en el desierto.
Terminaste el día a oscuras
en la falda tenías una revista dominical
habías leído tu horóscopo, antes
habías preguntado en voz muy baja
si ibas a ser feliz
o no.

Wednesday, November 02, 2016

El maratonista - José Watanabe

Te has metido solo en esto, muchacho,
pero tu lentitud nos angustia a todos.
Después de tantos kilómetros, se acabaron tus fuerzas,
pero todavía insistes en llegar a donde ya no importa.
Esto ya no tiene sentido, no abuses
de nuestra piedad: anda a tu casa
y comprende que alcanzarte una esponja con agua
fue lo único que pudimos hacer por ti.
(Pero ama al niño que cree que puede
lanzar su energía como un rayo al centro de tu cuerpo
y a la vieja
que se santigua como si viera pasar un santo lastimado)
Tus piernas son cada vez más pesadas.
Conozco cómo es eso: también sé
lo que es ansiar desesperadamente aire
para durar un poco más.
Al dar la curva encontrarás una calle solitaria.
Cambia el paso allí, disimula tu fracaso y camina
lentamente
pisando las hojas amarillas de la morera
como hago yo cada día, ya libre de toda competencia.

*Gracias a María Folatelli por recordar este poema :)

Friday, October 28, 2016

¡Inventemos el amor con lo que queda!



El sábado 29 de octubre voy a participar de la Noche de los Museos. La jornada de lectura y música será en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti (ex ESMA). Muchísimas gracias a Damián por invitarme a tan hermoso ciclo. Estoy muy contenta porque leeré junto a poetas que ansío escuchar. 

Monday, October 24, 2016

Corazón contento

La poesía es esa corriente que me toma y me lleva y me trae, según Juan L. Ortiz, está como en el aire. Y así es como viaja una sorpresa para mí. En algún lugar de México, Yolanda Segura grabó unos poemas de “Todo hace ruido” y ahora su voz anda dando vueltas por mi casa. Gracias por el encuentro y tan linda sorpresa 

Cantemos, cantemos - Juan L. Ortiz

Sobre el vapor de sangre,
sutil, sutilísimo,
cantemos.
Cantemos y esperemos.
Sobre el azoramiento pálido,
casi fúnebre,
de las orillas de los arroyos,
que se han quedado sin montes,
cantemos.
Sobre la muerte que han embebido
estas colinas,
estas llanuras,
estos montes,
cantemos.
Sobre la tristeza humilde,
profunda,
de estos campos,
a pesar de su gracia,
cantemos.
Con todas las criaturas
y las cosas;
con las criaturas
ligeramente aún agobiadas
-¿por qué sueño de sangre?-
cantemos.
Cantemos con los animales
-ay, los pájaros sin rama
cuando el aire es de pájaros,
celestemente ebrio! -
Cantemos con los animales
y las cosas;
con los animales misteriosos y claros
y las cosas misteriosas y claras;
y las aguas visibles y secretas,
que también esperan,
cantemos.
Cantemos la vida nueva
que espera
a estos hombres
y a estas mujeres silenciosas.
El día armonioso, armonioso,
surgido de húmedas
honduras maceradas
¿de penas largas
o de humus desconocidos? -
bajo el cielo más ligero.
El día nuevo, palpitando
como un ala en las manos…

Tuesday, October 18, 2016

PARO DE MUJERES 19 DE OCTUBRE





Ayer salí a correr y en un momento un auto aminoró la marcha para decir cosas sobre mi cuerpo. Vivo en una zona rural del litoral. Salgo a correr por caminos de tierra muy poco transitados. Quien manejaba me dedicó obscenidades varias mientras yo me debatía entre correr más rápido o dar la vuelta y correr en dirección contraria. Por supuesto, era un hombre. Lo insulté y no cambié de dirección. Dudé, eso sí, quise dar la vuelta, pero no. Tuve miedo pero corrí más fuerte. Cuando salgo con la bicicleta soy más poderosa. Siento que estoy motorizada, tengo más velocidad, no sé, hay algo que me protege. Pero si me calzo las zapatillas y salgo a correr sola siempre me cruzo con un tipo que da miedo. Al costado del camino hay espinillos. Flores silvestres, monte, naturaleza, bichos muertos. No hay a quién pedir ayuda. El tipo, un señor mayor, al mando de un auto sin patente disfrutaba de mi miedo. Yo corrí, corrí, corrí muy fuerte, no retrocedí. Mientras transpiraba y me concentraba, no me va a ganar, mierda absoluta no me va a ganar, no me va a ganar, lo perdí de vista. Seguí el recorrido y llegué a una distancia de casi dos cuadras de la tranquera de mi casa. No hay cuadras, pero esa era aproximadamente la distancia. Y pasó un pibe en bicicleta. Tenía mi edad, o menos. Y el loco cambió su recorrido para pronunciarse y decir cosas sobre mi cuerpo. Otra vez. Lo insulté, igual que al viejo, y por más que estaba cansada, corrí más fuerte. Otra vez el miedo. Otra vez. Pero esta vez estaba cerca de mi casa y de mis perros. Corrí fuerte. Llegué con el último aliento, mis perros mostraron los dientes y el pibe que me seguía se fue. Antes vivía en Buenos Aires y el terror estaba todo el tiempo, en cualquier lugar. Saliendo de mi casa, del trabajo, de un bar, y ahora, en el medio de la nada, también está el terror porque soy mujer. A los varones pregunto: ¿Alguna vez te pasó? ¿Estuviste solo en una parada de colectivo y alguien te quiso arrinconar? ¿Vas caminando por la calle y te dicen cosas sobre tu cuerpo? ¿Te sigue un loco de mierda y comenta lo que te haría si está arriba tuyo? Mis compañeros y amigos varones tienen miedo por mí, me doy cuenta. Me piden que les mande un mensaje cuando llego a casa. Los varones que me quieren no se quedan tranquilos si llego sola a casa. Ellos saben que porque soy mujer vivo en desventaja: me pueden violar, me pueden matar, me pueden empalar. A todas nosotras nos pasa así. A las lesbianas, bisexuales, heterosexuales, travestis y trans nos pasa así. Basta de violencia machista. Basta de machos. Tenemos rabia y vamos a protestar. 19 de octubre PARO DE MUJERES en todo el país. Dejen vivir. Queremos vivir.




#NosotrasParamos #VivasNosQueremos #MiércolesNegro #NiUnaMenos #ParoDeMujeres

Me gusta